Nosotros

IVAN CAELLES COLOMÉS
“Vengo de una larga estirpe de productores de aceitunas de montaña y molineros del Valle de Barcedana, el Pallars Jussà. Mi sueño es recuperar y potenciar las variedades autóctonas de nuestro territorio, extrayendo sus valores organolépticos y tejiendo un paisaje rico, siempre con vehemencia y respeto por el medio que nos rodea.”
IVAN CAELLES COLOMÉS
“Vengo de una larga estirpe de productores de aceitunas de montaña y molineros del Valle de Barcedana, el Pallars Jussà. Mi sueño es recuperar y potenciar las variedades autóctonas de nuestro territorio, extrayendo sus valores organolépticos y tejiendo un paisaje rico, siempre con vehemencia y respeto por el medio que nos rodea.”
UN HOMENAJE A NUESTROS ANTEPASADOS
Muchos de los olivos que cuido son centenarios; por las características de sus troncos, con diámetros y alturas considerables, algunos tienen más de 300 años.
Me encantaría poder conversar con quien las plantó, preguntarle de primera mano por qué escogió una u otra variedad, de qué forma las cuidaban… Me emociona pensar que, gracias al trabajo y al esfuerzo de estas personas, estos árboles han llegado a nuestros días y continúan dando un fruto de una calidad excepcional.
ERM Aceite de Oliva de Montaña pretende que los olivos centenarios y las variedades autóctonas del Pallars no caigan en el olvido y que, aquellas que ya habían sido olvidadas, puedan recuperarse y nos puedan ofrecer sus frutos durante muchos años más. Por ello, estamos trabajando codo con codo con el IRTA, el Instituto de Investigación y Tecnología Alimentaria, con el fin de identificar variedades de olivo de la zona, catalogarlas, estudiar sus características y recuperarlas.
Esta investigación, que está siendo muy interesante y fructífera, me parece una bonita manera de honrar a nuestros antepasados, a nuestro territorio y al hermoso oficio del campesinado.
UN PROYECTO SOCIAL Y SOLIDARIO
ERM, Aceite de Oliva de Montaña, quiere significar un impulso para el territorio; un pequeño proyecto que quiere hacerse mayor sin olvidar sus pilares básicos: respeto por el entorno y el paisaje; pasión por la vida rural; búsqueda de la excelencia…
Para producir y envasar nuestro aceite, contamos con la Olivera, una cooperativa de integración social que incorpora personas con dificultades que participan activamente en todo el proceso. Nosotros también estamos convencidos de que el trabajo es una experiencia vital y emocional.
Nuestras cajas de madera han sido producidas en el Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE), una empresa pública del Departamento de Justicia que tiene por objetivo dar segundas oportunidades a las personas privadas de libertad, a través de la formación y del trabajo. Una filosofía que encaja con la nuestra, pues ERM quiere dar segundas oportunidades a los árboles y campos que, en muchos casos, estaban baldíos, abandonados, sin que nadie los cuidara.
CERTIFICACIONES Y SELLOS
ERM, Aceite de Oliva de Montaña, pertenece a la Associación de Productores de Aceite del Pallars, entidad que reúne todos los productos de la zona velando por las buenas prácticas y por la puesta en valor del territorio y de nuestro producto.
Además, estamos adheridos al sistema de Venta de Proximidad de la Generalitat de Catalunya.